lunes, 6 de febrero de 2017




Es un cuadro de Goya que representa el fusilamiento del pueblo de Madrid el 3 de mayo.

Hace tiempo en un pueblo de Madrid una pareja de aldeanos que se llamaban Alex y Bea vivían en una casa en el borde que separaba el pueblo de las afueras.
Un día estaban haciendo la compra cuando llegaron unos policias y se llevaron a Alex,no sabían ni Alex ni Bea porque era,pero estaban asustados igualmente.


Dos días después Alex llego a su casa con una cara larga y con alguna que otra marca en los brazos y piernas,no se le veía alegre,esto preocupo a Bea que últimamente había tenido algún incidente.
Alex le contó lo que paso,le habían interrogado amenazándole de muerte ya que últimamente en el pueblo la gente se comportaba de forma distinta y están muy alterados,a los guardias le empezó a oler a chamuscado,que podía estar pasando?¿Una revolución?
Así era.


Alex lo había dicho todo y los guardias acabaron con todos los rebeldes al momento,si no eran matados o torturados los venderían como esclavos para trabajos duros.

Alex y Bea al confesar se salvaron de todo y recibieron una casa en medio de la ciudad y un trabajo con un salario bueno.Años después se hicieron personas importantes y mas tarde se casaron.
Eran felices aun de haber rebelado la revolución y de que mucha gente muriese por ellos dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada